jueves, 11 de agosto de 2011

Regiones turisticas del Ecuador



PERFIL AMBIENTAL
 
Aspectos Generales.
Nombre oficial: República de Ecuador
Ubicación: Noroeste de América del Sur
Limites: Al norte con Colombia; este y sur con Perú y al oeste con el océano pacifico.
Superficie: 283.520 km².
Población: 12.920.092 hab. (tasa de crecimiento: 2,1%)
Capital: Quito (1,5 millones hab.)
Nacionalidades y etnias: 40% mestizos, 40% indígenas, 15% blancos, 5% negros.
Idioma: español, quechua y otras lenguas indígenas.
Religión: más del 90% católicos romanos, pequeña minoría de otras confesiones cristianas.
Forma Institucional: República Presidencialista.

Aspectos Naturales

Relieve

Está dividido en cuatro regiones, en las que se distribuyen 22 provincias y 205 cantones.

Costa del Pacifico.

Su territorio está formado por llanuras fértiles, colinas, cuencas sedimentarias y elevaciones de poca altitud. Sus cinco provincias cuentan con playas y balnearios muy atractivos para el turista. Se destacan las de Esmeraldas, Manabí y Guayas. En esta zona se encuentra la red fluvial más extensa del país. Se trata de la Cuenca del río Guayas, que tiene cerca de doce afluentes junto a las poblaciones de Daule, Babahoyo, Macul, Puca, Paján y Colimes. Ecuador tiene 640 kilómetros de costa.


Sierra: Los Andes – Austro.

La cordillera de los Andes atraviesa el país de sur a norte. De este sistema montañoso nacen las cordilleras Occidental y Oriental al dividirse en la provincia de Loja, formando hoyas y valles a lo largo del callejón interandino. Entre las dos cordilleras se desplaza una meseta que llega hasta los tres mil metros de altura. La Sierra tiene importantes elevaciones montañosas como el Chimborazo, los Illinizas, el Cotopaxi, el Cayambe y el Antisana.
Chimborazo: 6310 msnm
Cotopaxi: 5897 msnsm
Cayambe: 5790 msnsm
Antisana: 5758 msnsm
Altar: 5320 msnm
Illiniza: 5248 msnsm
Tungurahua: 5023 msnm
Cotacahi: 4.944 msnm
Las grandes elevaciones se producen del centro al norte del país. De Riobamba hacia el sur decae su altitud y aumenta el ancho, formando una especie de altiplano.

Amazonía

El relieve de la Amazonía está conformado por una serie de colinas que se originan en la parte oriental de los Andes y descienden hasta las llanuras del Amazonas, a cuya cuenca pertenecen importantes ríos como el Putumayo, el Napo y el Pastaza. Hay dos regiones geográficas: Alta Amazonía y llanura Amazónica. En la primera se encuentran las cordilleras de Napo Galeras, Cutucú y Cóndor. Los relieves más sobresalientes de la región se encuentran en la parte norte, cerca del volcán Sumaco, y los más bajos hacia el lado este. En la Amazonía se encuentran cinco de las provincias del país.

Galápagos

El Archipiélago está constituido por 13 islas principales, 17 islotes y decenas de rocas antiguas (recuadro: mapa de las islas). Su origen es volcánico y se encuentran a casi mil kilómetros del continente. Su territorio bordea los ocho mil kilómetros cuadrados. Sus principales volcanes, que van entre los mil y mil seiscientos metros de altura aproximadamente, se encuentran en la isla Isabela. Algunos de ellos son Wolf, Cerro Azul y Darwin.

Clima

Las cuatro regiones presentan diferentes condiciones climáticas, determinadas por su altitud, ubicación y, principalmente, por la presencia de la cordillera de los Andes y la influencia marítima. Debido a ello existe también gran diversidad de microclimas en cada zona. La Costa del Pacífico tiene una estación lluviosa entre diciembre y mayo y otra seca desde junio a noviembre. Su temperatura oscila entre los 23 y 36 grados centígrados. La Sierra, en cambio, en Los Andes y en el Austro, tiene un clima lluvioso y frío de noviembre a abril y seco de mayo a octubre. Su temperatura está entre los 13 y los 18 grados centígrados. En la Amazonía, con temperaturas entre 23 y 36 grados centígrados, la estación es lluviosa y húmeda de enero a septiembre y seca de octubre a diciembre. Galápagos ofrece un clima templado con temperaturas entre 22 y 32 grados centígrados.
En general, hay dos estaciones, la húmeda y la seca, pero el clima varía enormemente según la geografía. Las zonas de la costa continental y las islas Galápagos están influenciadas por las corrientes oceánicas y son cálidas y lluviosas entre enero y abril, una mala época para visitarlas.

Hidrografía

Los Andes configura dos grandes vertientes, la del pacifico en la parte occidental y la del amazona en la parte oriental.
La vertiente del pacifico contiene ríos cortos debido a la proximidad de la cordillera con el océano pacifico. El más notable es el Guayas, formado por el Daule y el Babahoyo navegable en toda su extensión superior a 70km y desagua formando una amplia ría que se confunde con el golfo de Guayaquil.

La vertiente oriental son muy caudalosos y tienen gran importancia, y son parte integrante de la cuenca del Amazonas. Entre los principales se encuentra el Napo, el mayor de todos, formado por el Coca y el Curaray entre muchos otros. Otros ríos importantes son el Tigre, el Pastaza, el Morona y el Santiago y debido a la horizontalidad del terreno son todos navegables.
El río san Juan en el NO, y el Putumayo, en el NE delimitan parte de la frontera con Colombia.

Biomas

La Selva Tropical Cubre por completo el oriente, el sector norte de la costa y las vertientes occidentales de los Andes, hasta los 1600 metros de altura.
En la región costera el Bosque tropical deja paso hacia el sur a la Sabana Arbórea que se degrada progresivamente. La Estepa con machas de bosque claro es la vegetación típica de los andes entre los 2000 y 3200 metros, mas arriba aparecen el páramo y las nieves perpetuas.

ATRACTIVOS
 
Quito

La capital de Ecuador es posiblemente una de las ciudades más hermosas de América del Sur. Situada a 2.850 m sobre el nivel del mar y a tan sólo 22 km al sur del ecuador geográfico, posee un magnífico clima primaveral en un entorno espectacular. Las vistas de Quito están dominadas por las montañas, con varios volcanes nevados. Desde el punto de vista arquitectónico, conserva una gran cantidad de tesoros coloniales, y la construcción más reciente de edificios ha sido rigurosamente controlada en la ciudad vieja desde 1978, cuando fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Son multitud las blancas casas de tejas rojas e iglesias coloniales. En la zona norte se encuentra la parte nueva, con modernas oficinas, embajadas, centros comerciales y las sedes de las principales compañías aéreas.

Entre los atractivos de la urbe destacan el monasterio de San Francisco (siglo XVI), la iglesia más antigua de Ecuador; la austera Catedral; La Ronda, oficialmente calle del 24 de Mayo, una vía colonial muy bien conservada; y El Panecillo, una colina con fabulosas vistas de la ciudad vieja y donde se alza la estatua de la Virgen de Quito, con sus más de treinta metros de altura. Además, pueden apreciarse diversos museos de interés, iglesias coloniales e increíbles plazas, así como un mercado indígena al aire libre a los pies de esta parte de la población.
La bulliciosa avenida Amazonas, el orgullo del Quito moderno, es un buen lugar para sentarse en la terraza de una cafetería y ver la vida pasar. Es de especial interés para los amantes de los animales que habitan en los terrarios el Vivarium, en Reina Victoria, en la ciudad nueva: es un museo dedicado a la exhibición y el estudio de los reptiles y anfibios de Ecuador. Para deleite de los herpetólogos, alberga diversos especimenes vivos, como iguanas, tortugas, ranas, boas constrictor y la famosa víbora terciopelo, una de las serpientes más venenosas del continente.
Los hoteles más económicos se hallan en los alrededores de Santo Domingo y La Ronda, mientras que los mejores establecimientos de precios medios se encuentran en la ciudad nueva.

Otavalo

La pequeña ciudad de Otavalo es famosa por el mercado indígena que alberga los sábados, y cuyo origen se remonta a tiempos preincaicos. Es un acontecimiento único y festivo, donde los lugareños visten el atuendo tradicional; aunque en ningún caso para complacer a los visitantes. Los hombres llevan pantalones blancos hasta la pantorrilla, sandalias de cuerda, ponchos azules y grises reversibles, y el pelo recogido en largas colas de caballo. Las mujeres se atavían con blusas bordadas en vistosos colores, camisas y chales negros y largos, y collares y pulseras de vidrio soplado. A pesar de que sólo una tercera parte de los habitantes de la región son blancos o mestizos, la mayoría de los indígenas vive en los pueblos de los alrededores y sólo se dirige a Otavalo el día de mercado.
Los otavaleños manejan tradicionales telares de cintura para confeccionar sus ropas y tapices. Su trabajo está tan solicitado en la actualidad que han inaugurado comercios en todo el país, donde venden directamente sus productos a establecimientos de Estados Unidos y Europa. El mercado se desarrolla en tres plazas; la principal es la plaza de Poncho, donde se tiene acceso a una gran variedad de mantas de lana, bufandas, ponchos y tapices. El regateo es un arte casi obligado.
Otavalo está situado al norte de Quito, a una dos horas y media en autobús. Otra alternativa para acercarse desde la capital es en taxi.

Avenida de los Volcanes

 El largo valle situado al sur de Quito y que finaliza en Cuenca está flanqueado por dos cadenas montañosas paralelas que ofrecen algunos de los paisajes más agrestes del país, así como nueve de los diez picos más altos. La mitad de la población de Ecuador vive en esta zona de fértil tierra volcánica. La región está formada por pueblos indígenas aislados. Cada una de estas comunidades exhibe distintos modelos de traje tradicional.
Las poblaciones más extensas, como Saquisilí, Pujilí, Zumbagua, Sigchos y San Miguel de Salcedo, son invadidas por los aldeanos los días de mercado. La pacífica comunidad de Salinas es famosa por sus productos lácteos caseros, salamis y prendas de lana hechas a mano. Muchos de estos pueblos son sólo accesibles a pie. La carretera Panamericana, que atraviesa todo el valle, ofrece vistas espectaculares.

Cuenca

Fundada por los españoles en 1557, Cuenca es la tercera ciudad en tamaño de Ecuador y una de las más atractivas. El casco antiguo, con adoquinadas calles, posee infinidad de iglesias y viviendas que datan de los siglos XVI y XVII. La mayoría de los hoteles se hallan cerca del centro, lo que convierte a esta localidad en una zona idónea para pasar unos días de descanso en un ambiente colonial. Sus habitantes son más conservadores que los ciudadanos de Quito y quien no se vista y comporte como cabe esperar será el centro de todas las miradas. Desde allí se puede viajar unos 50 km al norte hasta la fortaleza inca de Ingapirca, los vestigios precoloniales mejor conservados de Ecuador.
Cuenca está enclavada al sur de Quito, a unas once horas en autobús. Desde el aeropuerto local se puede volar diariamente a la capital y a Guayaquil. Las carreteras que llevan a la ciudad no están en muy buenas condiciones y la estación de ferrocarril ha permanecido cerrada por algún tiempo.

Región de Oriente

Esta gran región en las tierras bajas de la cuenca del Amazonas posee vastas extensiones de selva y atrae a los visitantes interesados en la historia natural, la ecología, los hábitats tropicales, las tribus indígenas, la ornitología y los recorridos por la jungla. Las principales poblaciones provistas de servicios en la región son Macas, Puyo, Tena, Coca y Lago Agrio. El pueblo de Mishahuallí, cerca de Tena, es un buen lugar para organizar un itinerario por la selva.
El río Pastaza divide Oriente en dos. La mayor parte de las carreteras del sur están sin asfaltar y sujetas a desprendimientos de tierra y otros accidentes durante la estación de las lluvias, entre junio y agosto, a finales de agosto y de diciembre a febrero son las mejores épocas. La red de carreteras del norte de Oriente y sus conexiones a la capital son mucho mejores. Cuenta con dos vías a Quito, varios autobuses, un sistema de canoas motorizadas y seis veces más vuelos que al sur.

Islas Galápagos

Las islas Galápagos son famosas por su única fauna salvaje y se han convertido en la meca para los entusiastas de la historia natural. Allí se puede nadar junto a lobos marinos y pingüinos, y permanecer al lado de un piquero de patas azules mientras alimenta a sus crías. El archipiélago se extiende sobre unos 7.800 km2 del océano Pacífico, a unos 1.000 km al oeste de Ecuador, y comprende 13 islas mayores y diversos islotes y escollos. El paisaje es árido y volcánico, de una belleza excepcional. El punto más alto es el volcán Wolf (1.707 m), en isla Isabela. Entre los animales más característicos del archipiélago destacan albatros, pingüinos, piqueros, tortugas gigantes, iguanas, lobos marinos, ballenas y delfines.
Ecuador afirmó su soberanía sobre las islas Galápagos en 1832, tres años antes de la llegada de su visitante más famoso, Charles Darwin. En el siglo XX, las islas estaban habitadas por colonos y eran utilizadas como colonias penales, la última de las cuales fue clausurada en 1959. El archipiélago fue declarado parque nacional ese mismo año y, en 1978, Patrimonio Universal de la Humanidad por la UNESCO. En la actualidad, está protegido del turismo masivo mediante limitaciones estrictas sobre las zonas abiertas a los foráneos, obligados a ir acompañados de un guía turístico naturalista. Las islas reciben una media de 60.000 visitantes al año. El precio de la entrada al espacio protegido es de 100 dólares.
Es posible llegar en barco desde Guayaquil, pero es complicado y raramente resulta más económico. Mucho más sencillo es volar hasta el aeropuerto de la isla Baltra, que se halla a unas dos horas en transporte público de Puerto Ayora, la principal ciudad del archipiélago, en la isla de Santa Cruz.

Línea ferroviaria Ibarra-San Lorenzo

Para disfrutar de un viaje inolvidable es imprescindible recorrer en ferrocarril el trayecto Ibarra-San Lorenzo, que une las tierras altas cercanas a Quito con la costa próxima a la frontera con Colombia. El tren es en realidad un autobús escolar reformado y adaptado a rieles. El paisaje es espectacular y las vistas son especialmente buenas desde el techo, aunque hay que tener precaución y asirse con firmeza.

Refugio de Vida Silvestre Pasochoa

El refugio de Vida Silvestre Pasochoa, ubicado en el Sur-Este de la hoya de Guayllabamba, con una extensión de 500 hectáreas, contiene uno de los últimos reductos de bosque andino de la Sierra ecuatoriana. 
La Fundación Natura, una entidad ecuatoriana, privada sin fines de lucro tiene la responsabilidad del manejo, protección y administración del Refugio de Vida Silvestre Pasochoa, cedido a ésta, mediante contrato de comodato establecido en 1982 con el Ministerio de Salud Pública del Ecuador.
El Refugio de Vida Silvestre Pasochoa se encuentra ubicado en la Parroquia de Uyumbicho, Cantón Mejía , Provincia de Pichincha a 45 kilómetros al Sur-Este de la ciudad de Quito, El Refugio está abierto todo el año. El Centro de Educación Ambiental está abierto todos los días.
Hace unos cien mil años, una erupción del volcán Pasochoa destruyó la mayor parte de su cráter y ladera occidental, transformando el antiguo cono volcánico en una caldera colapsada de forma semicircular, cuya base se asienta en el cráter taponado.
Sobre la lava, producto de las erupciones, actuaron los agentes físicos y biológicos que la convirtieron paulatinamente en suelo fértil, en donde al cabo de varios siglos florece ahora el bosque en este lugar.
Simultáneamente, numerosos animales poblaron la zona, especialmente aves, además de mamíferos, anfibios e insectos.
Resulta notable la variedad de árboles presente en el Pasochoa, entre los cuales podemos encontrar al pumamaqui, con sus hojas en forma de mano (puma - maqui = mano de puma), al aliso, de acelerado crecimiento, o al cedrillo, muy abundante en la zona.
El Pasochoa es también hogar de mamíferos. Encontramos cervicabras, conejos, murciélagos, pumas y varias especies de roedores, que por su timidez o sus hábitos nocturnos resultan difíciles de observar. También, usted encontrará vistosas mariposas, escarabajos, mariquitas, ranas, sapos y otros animales sorprendentes junto con mirlos y semilleros a escasa distancia, así como monjas, tangaras y plateros de colores y cantos muy llamativos. Además podrá ver tórtolas, torcazas y pavas de monte.

 Parque Nacional Podocarpus

Se trata del Área Protegida más austral del país con una extensión de 146.280 ha que debe su nombre a un árbol característico del bosque muy húmedo montano de esta zona y que al mismo tiempo es la única conífera nativa del Ecuador -el Romerillo o Podocarpus-.
Esta zona se destaca por ser una de las más ricas del mundo en cuanto a su avifauna, con más de 560 especies registradas, que representan alrededor del 40% de las aves en el Ecuador. Se pueden encontrar especies como el pájaro paraguas, el gatillo de la peña, loros, colibríes, tucanes y tangaras que habitan el parque, principalmente debido a la variedad de hábitats que representa.
Florísticamente, se estima entre 3.000 a 4.000 el número de especies de plantas existentes en Podocarpus. Esta zona también se destaca por ser una de las más ricas del mundo en cuanto a avifauna se refiere, con más de 560 especies registradas que representan alrededor del 40% de las aves en el Ecuador. Se pueden encontrar especies como el pájaro paraguas, el gallito de la peña, loros, colibríes, tucanes y tangaras de hermosos colores que habitan en el Parque debido principalmente a la variedad de hábitats que presenta. Están también mamíferos como el ciervo enano, pumas, venados, el oso de anteojos, monos araña y tapires.

 Parque Nacional Machalilla
A inicios del siglo XVI, llegaron a la costa central del Ecuador, conquistadores españoles y hallaron establecida una población, denominada Manteño de Salangomé. Este era un complejo de ciudades desde cuya capital, Salangomé, se ejercía el control administrativo, político y religioso de la zona.
Actualmente, se cuenta con importantes sitios arqueológicos que conservan restos de dicha cultura, especialmente a lo largo del Valle de Julcuy; y también, de culturas más antiguas predecesoras de la Manteña, como la Valdivia, considerada la más antigua de sudamérica (2600-1650 a.C.) y la Chorrera-Engoroy (1330-660 a.C.) donde resaltan artículos como las famosas Venus de Valdivia.
Se encuentra ubicada en la Provincia de Manabí y se conoce que fue creada como tal el 26 de julio de 1979, por Acuerdo Interministerial No. 069. Cuenta con una superficie de 55059 has. En sus partes bajas existe el único bosque seco tropical de América del sur; y en sus partes más altas, en cambio, presenta vegetación mucho más consistente con especies típicas del bosque húmedo tropical. Con respecto a su fauna, se puede mencionar la existencia de aves de costa junto a monos y venados ocasionales (en el territorio cercano al mar); también cuenta con lobos de mar y ballenas jorobadas. A su vez, en las partes altas del Parque encontramos al mono aullador negro y la serpiente coral, así como una variada avifauna propia de este ecosistema.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada